En el camino he indagado en diferentes disciplinas corporales, guiada por el entusiasmo de escuchar y sentir el momento… confiar en los movimientos naturales que me animan y permitir que las emociones se transformen en energía creadora.

Gracias al yoga, el teatro, la danza butoh, la meditación, el chi kung y el tai chi voy descubriendo la medicina que somos.

Actualmente estudio chi kung y tai chi con Ayako Zushi. Doy clases de conciencia corporal, yoga y chi kung, e imparto talleres de cuerpo y voz.